As you probably know, Gov. Brown has proposed a $500 million cut to the UC system for fiscal year 2011-12. I expect that our share will be about 6 percent, or about $31 million.

Last year, in anticipation of increasing costs and declining state revenues, we made cuts into the permanent budget rather than relying on temporarily available funds. Because of that prudent action, we now face an actual shortfall of approximately $19 million for the year that begins July 1.

Campus leaders, including members of the Academic Senate, have been briefed on the scope of this new budget challenge and the institutional priorities that will guide our decisions. Full details of our guiding principles are available on the campus's Budget Update web site.

Among our top priorities are the academic needs of students, teaching and research resources for faculty, and our need to seek additional revenues from non-state sources.

It's clear that we need to envision a "new normal." After several years of significant budget cuts and a steady, long-term decline in state support, doing everything we've done on fewer resources has become unsustainable.

Late last week, I assigned preliminary budget cuts by division. The academic divisions face 6 percent cuts, while all other units must contend with 16 percent reductions.

I met this morning with vice chancellors, deans, and Senate leadership as well as representatives of the students and staff to begin discussing the way forward. In coming weeks, we will prepare a snapshot of what campus operations would look like in the wake of a $19 million cut. That scenario will likely be part of a systemwide presentation to UC Regents at their March meeting.

But campus discussions will continue. Chancellor Blumenthal and I will host two town hall meetings, during which we hope to hear from you. Throughout the process, I will share budget-related information with the campus.

Although we have accommodated previous cuts as smartly as possible, they have taken a toll. We face a monumental challenge as we seek to develop new ways of delivering services in an era of diminished resources. The same ingenuity, creativity, and imagination that distinguishes our teaching and research will be needed as we navigate these challenges.


7 de febrero, 2011

Para: La Comunidad de la Universidad
De parte de: Campus Provost/Executive Vice Chancellor Alison Galloway
Asunto: Desafío presupuestario

Como usted probablemente sabe, el gobernador Brown ha propuesto un corte de $500 millones al sistema de la Universidad de California para el año fiscal 2011-12. Es probable que nuestra proporción será más o menos  el 6 por ciento, o alrededor de $31 millones de dólares.

El año pasado, en anticipación del aumento de los costos y la disminución de los ingresos del Estado, hemos hecho cortes en el presupuesto permanente en lugar de depender en los fondos disponibles temporalmente. A causa de esa acción prudente, ahora nos enfrentamos con una insuficiencia de aproximadamente $19 millones para el año que comienza el 1 de julio.

Los líderes de la Universidad, incluyendo los miembros del Senado Académico, han sido informados sobre el alcance de este desafío y las prioridades institucionales que guiarán nuestras decisiones. Los detalles completos de nuestros principios están disponibles en el sitio Budget Update (actualización de presupuesto).

Entre nuestras prioridades principales son las necesidades académicas de los estudiantes, la enseñanza y los recursos de investigación para el profesorado, y también nuestra necesidad de buscar ingresos adicionales que provienen de fuentes no estatales.

Está claro que tenemos que imaginar una "nueva normalidad." Después de varios años de cortes significativos presupuestarios y un descenso constante en apoyo del Estado, haciendo todo lo que hemos hecho con menos recursos - se ha vuelto insostenible.

La semana pasada, asigne cortes preliminares de presupuesto para cada división. Las divisiones académicas se  enfrentan con cortes de 6 por ciento, mientras que todas las otras divisiones deben contender con reducciones de 16 por ciento.

Me reuní este lunes con los vicecancilleres, decanos, y el liderazgo del Senado, también con representantes de los estudiantes y el personal, para comenzar a discutir el camino que debemos seguir. En las próximas semanas, vamos a preparar una visión de cómo se verían las  operaciones de la Universidad con un corte de $19 millones. Este escenario probablemente será parte de una presentación a los regentes de la Universidad de California en su reunión de marzo.

De cualquier manera las discusiones de nuestra Universidad continuaran. Canciller Blumenthal y yo seremos anfitriones de dos reuniones de ayuntamiento, durante cuales esperamos escuchar sus comentarios. Durante las reuniones, voy a compartir información presupuestaria con la Universidad.

Aunque inteligentemente hemos  acomodado cortes anteriores, estas han dejado su huella. Estamos enfrentando un reto monumental al tratar de desarrollar nuevas formas de prestación de servicios en una época de la disminución de recursos. El mismo ingenio, la creatividad y la imaginación que distingue nuestra enseñanza y la investigación, será necesaria a medida que continuemos navegando estos desafíos.